top of page

Dar a tus hijos experiencias en vez de juguetes podría aumentar su inteligencia



Experiencias mejor que juguetes

Con el juego los niños adquieren conocimientos. Una gran cantidad de juguetes en casa podrían abrumar a los niños, haciendo que pierdan todas las ganas de jugar con ellos. En cambio, una menor cantidad de juguetes benefician el sentido de la cooperación y el sentido del juego, es decir: menos es más efectivo.



Dar a tus hijos experiencias en vez de juguetes

Cuando eres niño quieres todo aquello que te resulta novedoso, llamativo y único. A veces los padres hacen todo lo posible por cumplir ese deseo en sus cumpleaños o Navidad… Pero en ocasiones se olvidan de algo muy importante: los hijos no volverán a ser niños y compartir el tiempo es lo más valioso.


Algunos psicólogos mencionan que los niños que tienen pocos juguetes y ningún dispositivo electrónico pasaban más tiempo con los padres y podrían haber desempeñado un mejor papel en la escuela, así como en áreas de desarrollo emocional y social.


Las experiencias (viajes) ayudan a moldear las sensaciones, a descubrir algunas nuevas y sobre todo a brindarles la capacidad de aprender en entornos nuevos habilidades que quizá no contaban con ellas mientras jugaban en casa.


Los viajes se vuelven una fuente inagotable de experiencias que enriquecen el desarrollo del niño en la infancia.