top of page

Cómo los niños están transformando el status quo del mañana

Actualizado: 20 jul 2021




Es difícil hablar con los niños, especialmente si no los conoces.


Siempre ha existido el mito de que ser adolescente o "preadolescente" es solo una fase, caracterizada por la autocomplacencia y la adicción a las redes sociales. Pero esta es una generalización muy amplía e injusta, por lo que nuestros datos desafían varios de estos estereotipos.


Además, las actitudes expresadas a esta edad son una buena indicación de cómo pensarán y actuarán los consumidores del mañana, y qué rasgos es probable que los distingan.


GWI Kids, nuestro nuevo conjunto de datos, colorea en las áreas grises interpretando los pensamientos y deseos de nuestra audiencia más joven.


Esta investigación va más allá de lo que se ve a grandes rasgos para revelar cómo realmente ven el mundo que los rodea.


Si bien hay mucho que decir, este blog destaca cuatro cosas que hemos aprendido sobre los niños.


1. Su relación con la tecnología es complicada.

Un cliché es que a los niños les encanta la tecnología y confían en usarla. Sin embargo, esto simplifica demasiado su relación con el mundo digital, que tiene diferentes facetas.


Los niños de hoy utilizan la tecnología a una escala sin precedentes. Junto con la educación, el COVID-19 también ha llevado las actividades extracurriculares al ámbito virtual.


Y nuestros datos reflejan estas tendencias: hablar con amigos en línea es actualmente una actividad que después de la escuela, es más común que verlos en persona (42% frente a 28%).


Pero el hecho de que los niños dependan de los dispositivos más que sus mayores, no significa que para ellos sea la mejor manera de hacerlo.


De hecho, muchos jóvenes (de 12 a 15 años) ven la tecnología como un arma